Higiene Bucal: 9 tips para su cuidado

Publicado por Santy Bevilacqua en

 
¿Sabes cómo asegurarte de mantener una adecuada higiene bucal? Sigue leyendo, porque aquí te daré varios tips que serán útiles para ti y tus seres queridos.
Para que sepas de quién va a leer estás recomendaciones, te cuento, mi nombre es Luis Marcano, y soy Odontólogo, y lo que te voy a contar aquí es parte de lo que le recomiendo a mis pacientes en mi práctica clínica.
Es mi aporte a la comunidad que sigue y lee el Blog de TuFarmaclick.
Primero, en caso de que tengas prisa, pongo a tu disposición la lista de mis nueve recomendaciones.
Más adelante en este post, las explicaré a detalle.
 
9 recomendaciones para tu higiene bucal
  • El cepillado dental es el pilar fundamental de tu higiene oral. Si o si, no tiene sustitutos ni equivalentes.
  • El uso de un buena pasta de dientes con el cepillado es muy importante, para potenciar su efectividad.
  • Usa el hilo dental una vez al día.
  • Te beneficiará el uso del enjuague bucal. Su función va más allá de ayudarte a mantener un buen aliento.
  • Acostúmbrate a limpiar tu lengua también.
  • Abandona por completo el consumo de nicotina. Un cigarro ya te está haciendo daño.
  • Evita los hábitos tales como comerte las uñas, masticar hielo, o abrir objetos metálicos con los dientes.
  • Cuida de tu dieta. Azúcares y bebidas con pH ácido te perjudicarán.
  • Si han pasado más de seis meses, acude a la consulta de tu Odontólogo para una evaluación, y posiblemente una limpieza dental.
 
Empieza con el cepillado dental
El uso del cepillo dental, con una adecuada técnica de cepillado, es y será el paso número 1 para el cuidado de tu higiene bucal
 
Y cuando te digo que el cepillo es el paso número 1, o digo en dos sentidos:
 
  • Es el número 1 porque es el paso más importante para el cuidado de tu sonrisa.
  • Y es el número 1 porque es el primero que debes llevar a cabo en tu rutina de higiene oral.
Todos los métodos que te aconsejó aquí suplementan al cepillado, pero NO lo sustituyen.
Cepillar tus dientes es lo que te ayudará a remover la biopelícula dental que siempre se acumula sobre ellos, que a su vez permite que lleguen y se instalen bacterias en tu boca.
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la caries dental es la enfermedad bucodental más prevalente, así que debes esforzarte en prevenirla.
 
¿Cómo?
  • Cambiando tu cepillo dental cada tres meses, o cuando veas las cerdas con señales de deterioro.
  • Cepillando en movimientos de barridos (No restregando, eso daña a tu esmalte)
  • Asegurandote de cepillarte por tres minutos, para así remover la biopelícula dental de las distintas superficies de tus dientes.
Detalles adicionales:
  • A los ancianos podría serles de utilidad el cepillo eléctrico, para mayor comodidad y eficiencia del cepillado.
  • Debes ayudar y supervisar a tus hijos hasta sus 8 años, ya que el humano demora algunos años en desarrollar por completo la habilidad motriz para esa meticulosa tarea.
 
Acompáñalo con una adecuada pasta de dientes
¿Por qué necesitas acompañar a tu cepillado con una buena pasta de dientes?
  • Porque entre sus ingredientes están agentes de limpieza que te ayudarán a sacar el mejor provecho de tu cepillado.
  • Entre sus componentes hay abrasivos lo suficientemente efectivos para barrer a la biopelícula dental, pero que no rayarán a tu esmalte.
  • Porque el flúor que contienen ayuda a la remineralización de tu esmalte.
Por mi parte, únicamente recomiendo pastas dentales que han ganado el sello de aceptación de la Asociación Dental Americana.
Varias de ellas están disponibles en Venezuela, y por supuesto, aquí en esta Farmacia Online.
Todas las pastas de dientes que llevan el sello de la ADA contienen flúor, es un requisito para ayudarte a cuidar tu salud bucal
¿Por qué? Porque la caries dental es un proceso de desmineralización del esmalte causado por las bacterias en la biopelícula dental.
Esa misma que buscamos constantemente barrer con el cepillado, ya que siempre se está formando.
Y el flúor, de acuerdo a la evidencia científica, tiene un poderoso efecto para prevenir la caries, remineralizar a tus dientes.
 
Necesitas usar el hilo dental
El hilo dental debe acompañar a tu rutina de cepillado, es el método adecuado para remover físicamente los restos de alimentos y biopelícula dental acumulados sobre tus dientes.
El cepillado NO tiene sustitutos, es fundamental para tu higiene oral, sin embargo, las caras vecinas de tus dientes están fuera de su alcance.
Y es allí donde resulta muy pertinente que uses el hilo dental
¿Crees que usar el hilo hace sangrar a tus encías?
No lo hace, una encía que sangra usualmente lo hace a causa de la acumulación de la biopelícula dental, que luego es colonizada por bacterias.
Si tus encías sangran durante el uso del hilo, es porque hace rato necesitabas poner cuidado en la higiene oral de esa área específica.
¿qué hilo dental usar?
  • Los de seda
  • Aquellos que traen cera. Ya que hace más fácil desplazarlo en espacios más estrechos.
¿cada cuánto tiempo usarlo?
Al menos una vez al día.
Advertencia:
  • Cuidado con usar “sustitutos” para el hilo dental. Si se rompen y quedan atrapados entre tus dientes pueden provocarte mucha inflamación
 
Usa un enjuague bucal
Una vez que cepillas tus dientes y usas el hilo dental, es el turno del enjuague bucal como suplemento de tu higiene oral.
NO antes, sino después de la limpieza de tus dientes por medios mecánicos.
Te preguntarás ¿Cuál enjuague bucal me recomiendas usar?
Aquí sola respuesta real es  depende de tu caso.
Me explico, hay enjuagues bucales ricos en flúor, que en casos de alto riesgo de caries podrían ser pertinentes para tu caso.
Hay enjuagues de aceites esenciales o clorhexidina, que son muy efectivos para matar a las bacterias en tu boca.
Sin diagnóstico no hay tratamiento.
Por esa razón, si o si, debes acudir a la consulta con tu Odontólogo para que el profesional te recomiende el enjuague que mejor tu convenga en este momento.
¿Por qué es importante el uso del enjuague bucal?
  • Reducen la cantidad de bacterias en tu boca (aquellos con función antiséptica)
  • Ayudan a la remineralización de tu esmalte (aquellos ricos en flúor)
  • Son muy buenos para mantener un aliento fresco y agradable.
 
Algunos tips para el uso del enjuague bucal:
  • Úsalo tal cual viene en el envase. NO lo diluyas en agua.
  • Enjuágate las distintas superficies de tus dientes. Parece obvio, pero algunas personas, al hacerlo un hábito, a veces se limitan a un área.
  • Usa el enjuague unos 30 segundos antes de escupirlo.
  • Evita lavar tu boca con agua luego de usar el enjuague. Si lo haces diluirías su efecto.
Un dato más:
Los enjuagues de clorhexidina únicamente los usarás bajo prescripción de tu Odontólogo, ya que aunque muy efectivos, después de cierto tiempo traen ciertos efectos secundarios.
Cómpralos únicamente si tú Odontólogo te los recomienda, y por el tiempo que te indique (independientemente de lo que te digan las campañas publicitarias)
Sobre el buen aliento
  • Sin el cepillado, el enjuague bucal únicamente enmascararía al mal aliento.
A continuación te explico la importancia del cepillado de tu lengua.
Debes incluir la higiene de tu lengua
Hay distintas causas para el mal aliento, y la más común de ellas es que estés fallando en la limpieza de la lengua.
Es común que a veces las personas asuman que el mal aliento es debido a algún alimento, o a problemas estomacales, y en menos del 5% de las ocasiones si lo es.
La realidad es otra, la principal causa del mal aliento, y por mucho, es fallar en la limpieza del dorso de tu lengua.
Limpieza que debes incluir entre tus buenos hábitos de higiene oral, durante el cepillado de tus dientes.
Si no lo haces, se irán acumulando restos de alimentos y bacterias que desechan productos que causan el especial olor fétido característico del mal aliento
Cepilla tu lengua con suavidad, sin presionar sobre ella, y usando una moderada cantidad de pasta dental.
Si no tienes el hábito de cepillar te lengua y presionas mucho sobre ella, podrías padecer de arcadas, y no es la idea.
Si, algunos alimentos como el ajo, podrían ayudar a causar mal aliento, pero ese es el más sencillo de eliminar (con el cepillado)
Aquel mal aliento más desagradable y putrefacto es el que proviene de una falla de la higiene de tu lengua.
Otros agravantes del mal aliento:
  • El fumar. El cigarrillo únicamente dejará de causarte problemas de mal aliento cuando lo abandones por completo.
  • Caries dental. Múltiples lesiones de caries avanzadas pueden colaborar, y mucho, a qué tengas un ml aliento persistente. Acude a tu Odontólogo tan pronto te sea posible.
  • Gingivitis y periodontitis. La inflamación de los tejidos que le dan soporte a tus dientes también colabora con un mal aliento persistente.
  • Causas estomacales. Si, en un pequeño porcentajes de los casos, enfermedades como las úlceras gástricas contribuyen al mal aliento.
En resumen: cepilla el dorso de tu lengua y acude a tu Odontólogo para aplique los tratamientos pertinentes para tu caso
 
Abandona el cigarrillo
Hay patologías más allá de la caries a nivel bucal, el cáncer bucal es uno de ellas, y fumar es su primera causa, es la principal.
NO existe algo como un “consumo mínimo seguro” de la nicotina.
El fumar es una adicción que poco a poco va cuando efectos nocivos en los tejidos blandos de tu boca.
Exponiéndote a una de las distintas variables de cáncer bucal que existen.
Además, fumar:
  • Contribuye a qué padezca a mal aliento.
  • Causa el oscurecimiento de tus dientes.
  • Empeora el pronóstico de una periodontitis
Además que fumar te causará un perdida progresiva de los sentidos del gusto y del olfato.
Fumar es, básicamente, un conjunto de perdidas y riesgos que tarde o temprano resultarán muy costosos para tu salud.
Si nunca ha fumado, mi recomendación es: nunca lo hagas.
Si fumas, mi recomendación es: abandona el cigarro inmediatamente y por completo, si no puedes solo, busca terapia de cesasión tabaquica.
Y además acude al Odontólogo, para examinar tus tejidos blandos y tratar todas las secuelas que haya dejado el cigarro en tu sonrisa y salud oral.
 
Evita los malos hábitos
  • Comerte las uñas. Malo para los bordes de tus incisivos y cúspides de molares.
  • Masticar hielo. Causa líneas de fracturas en tus dientes.
  • Abrir botellas o latas con tus dientes. Tarde o temprano fracturarás a tu dentadura.
Todos y cada uno de ellos perjudican a tus dientes, y por ende a tu sonrisa.
El comerse las uñas, también llamado onicofagia, a mediano y largo plazo causará un desgaste de los bordes incisales de tus dientes delanteros, es solo cuestión de tiempo.
El masticar hielo, o pagofagia, además de estar relacionado con ciertas formas de anemia, es un hábito que causa líneas de fracturas en tus dientes.
E incluso puede llevarte a padecer el síndrome del diente fisurado, tercera causa de la perdida de dientes en todo el mundo.
¿Y el abrir botellas y latas con los dientes?
Ese es el peor, es el que a más corto plato te causará fracturas en tus dientes, perjudicando a tu capacidad de masticar y a tu sonrisa.
Además que es dañino para tu higiene bucal el introducir esos objetos en tu boca.
Mi recomendación: abandona esas costumbres
 
Cuida de tu dieta
El consumo en exceso de azúcares y alimentos y bebidas con pH ácido puede sabotear tus mejores esfuerzos para mantener una buena higiene oral.
Porque sirve de poco que te esfuerces en el cepillado y uso de hilo dental, si luego constantemente das los medios a las bacterias para dañar a tus dientes, es decir, el consumo en exceso de azúcares.
Por otra parte, gaseosas y jugos artificiales tienen un pH muy bajo, es decir, ácido, que van debilitando a tu esmalte dental, lo desmineralizan (y alimentos también como la mermelada y la salsa de tomate)
En otras palabras, facilitarías el escenario para que se presenten caries dentales.
Aunque no es una falla directa contra la higiene oral, si es un atentado contra sus objetivos.
Una falla en especial perniciosa es la de comer dulces a cada rato, eso provoca picos de producción de ácidos en tu boca por parte de las bacterias.
Si tienes hijos, acostúmbralos a comer dulces en horas para la merienda, no cada media hora.
Por supuesto que te puedes dar un gusto con dulces, pero recuerda, debes estar pendiente de su frecuencia
Y de detalles como que no se te olvide el cepillado antes de dormir luego de comer dulces durante el día, ya que serían 8 horas de sueño de producción de ácidos sobre tus dientes.
 
 
Y por supuesto: acude a tu Odontólogo
Acude al menos cada seis meses a la consulta con tu Odontólogo.
Decirlo tal vez suene a leit motiv, a argumento repetitivo, sin embargo, lo importante, más que yo lo diga y tú escuches, es que lo ejecutes, que en efecto vayas a la consulta control con tu Odontólogo.
Es una perspectiva errónea acudir a consulta cuando padeces de algún dolor de dientes, porque la idea es evitarte el dolor, e incluso evitar que surja una causa para un futuro dolor de dientes.
En la consulta control evaluamos los resultados de tu higiene bucal en casa, y de acuerdo a tu riesgo de caries, si es necesario (o no) sugerirte que las consultas control sean más próximas una de las otras.
Por ejemplo, sería un gran error de parte de cualquier Odontólogo, sugerir una consulta cada seis meses en pacientes que atraviesan por un tratamiento de ortodoncia.
Cuando las visitas para el control de riesgo de caries deberían darse máximo cada dos meses.
Cómo dije, la idea es evitarle a tus dientes una cavidad, o siquiera una lesión blanquecina, lo cual puede suceder en pacientes con alto riesgo de caries, tales como los pacientes portadores de aparatología ortodontica.
En caso que exista alguna inflamación de tus encías, la consulta control servirá como oportunidad para eliminar la biopelícula dental que la causa.
 
Conclusiones
¿Qué es la higiene bucal? Es cuidar de la salud de tus dientes, de sus tejidos periodontales (hueso, encía, ligamento), así como de los tejidos blandos, y más allá de la salud, es mantenerlos libres de agentes perjudiciales.
¿Cuáles agentes perjudiciales? Las dietas desequilibradas, el consumo de nicotina, los hábitos dañinos.
 
Cuidar de tu higiene bucal tiene algunos requisitos básicos:
 
  • Constancia de tu parte en los métodos de higiene oral.
  • Moderar el consumo de azúcares en tu dieta
  • Abandonar hábitos perjudiciales.
 
Ha sido todo un gusto contribuir con el Blog de TuFarmaclick, y les deseo mucha suerte en su Startup.
Abajo, en la sección de comentarios, son bienvenidas tus inquietudes respecto a la higiene oral
Saludos!

Autor:
Luis Marcano
Prótesis dentales y Odontología Estética
Instagram

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario